Que llueva, que llueva… que caiga un chaparrón!

En nuestro segundo destino nos encontramos en las sierras mas altas de la provincia de Buenos Aires.

Definitivamente son Tiempos de Agua: llegamos bajo la lluvia y buscamos un camping con cabañas. Conseguimos uno muy económico que por unos pesos mas nos daba un cuarto en “dormís” con calefacción. Aprovechamos el día nublado igual para recorrer el pueblo y sus alrededores. Visitamos Saldungaray, a 8 km de Sierra, hasta donde se extendía Argentina. Sus atracciones: el Fortin Pavon (que servia para proteger a los hacendados contra los “indios enemigos”) y una escultura en la entrada del cementerio (con un gusto bastante particular!).

Tiempos de Agua!

Lo que a mi mas me divirtió fue la visita de la quesería casera en la zona, donde probamos ricos quesos y nos llevamos uno para saborear en nuestra casa rodante. No hubo mucho mas por hacer porque los trekkings estaban cerrados. Así que aprovechamos para continuar con nuestras delicias culinarias y hacer un rico asado en el quincho del camping.

Decidimos quedarnos un día mas – ya que no estaba pronosticado lluvia – para poder recorrer los diferentes trekkings de la reserva natural. Pero para nuestra gran decepción,  cuando llegamos en la mañana, el guarda parques nos informó que por las fuertes lluvias del día anterior iban a seguir clausurados todo el día.

Nos informamos y con nuestra pequeña rodamundos pudimos recorrer un camino de ripio: “Circuito Chico” y apreciar el hermoso paisaje entre cierras desde nuestro 4×4. Almorzamos a la vera de un arrollo, y continuamos con el turismo desde arriba del auto, recorriendo Villa Ventana, Villa Serrana La Gruta, y Tornquist.

Cuando se perfila el sol entre las nubes, Cristian se exclama:
– Esta saliendo el sol!
Y justo empiezan a caer gotas. Yo le contesto:
– Va a salir un Arco iris!
– Esa es la mirada que me gusta!

Retornando hacia Sierra de la Ventana intentamos nuevamente hacer ingresar a los paseos de la reserva pero no hubo caso. Nos queda la sensación de un lugar con mucho potencial pero sin poder haber disfrutado su reserva natural. Quedará para la próxima, ahora nos espera el sur.

Futura vaquita lechera _DSC0023 Reconstrucción del Fortin PavonFrio en Sierras

La Patagonia Rebelde

Amanecimos tempranito y salimos hacia el Sur con una lluvia CONSTANTE que duroó las 4 horas del camino hasta Viedma. Dejamos Buenos Aires y llegamos a la provincia de Rio Negro al mediodía. Por recomendación de un local, fuimos a comer a La Fonda de Cachorro, un lugar muy chevere con ricas pizzas con fondo de Los Redondos (rock argentino).

Recorrimos la ciudad con la tranquilidad de un sábado a la hora de la siesta y una lluvia incesante. Decidimos buscar alojamiento en el Condor, a 30 km de Viedma en la desembocadura del Rio Negro en el mar Atlantico, alejandonos de la urbanizacion y acercandonos de la naturaleza.

Bajo estas situaciones climáticas el camping era imposible. Buscando, buscando, conseguimos una hermosa casita con vista al mar, mi sueño! Decidimos disfrutar del lugar con tiempo y quedarnos aquí también dos días. En la costa, descubrimos la colonia de loros barranqueros mas grande del mundo, con 30 000 nidos activos sobre 10 km de acantilado. Un espectáculo único para la vista y para los oídos!

El segundo día nos aventuramos hasta Punta Bermeja, a 30 km del Condor, siempre bajo la lluvia. Es la reserva mas grande del mundo de Lobos marinos de un pelo (Otaria Flavescens), si no fuera por la llovizna yo me podría quedar todo el día observandolos. Pegamos muy buena onda con los guías, que nos dieron algunos tips para el resto del viaje en Patagonia. Nos aseguran que este clima es completamente anormal: hace dos meses que llueven mas de 400 mm, duplicando la media anual de 200 mm! Parece que le vamos a cambiar el nombre a la pagina, porque el agua nos viene persiguiendo…

En realidad, estas lluvias son una bendición para la región. Gracias a ellas, el suelo tiene buenas pasturas y suficiente agua, “las vertientes y arroyos volvieron a correr después de casi una década y las lagunas que se habían secado están en pleno proceso de recuperación” anuncian los periódicos locales. Aunque para nosotros el día esté terrible, para los campesinos es muy positivo, el clima “está mejorando” y se genera una gran expectativa para la calidad y cantidad de la producción, después de la sequía que sufrió la región.

Así es como el agua, elemento vital, nos sigue desde el principio del viaje y nos vuelve a mostrar que todo es relativo. Yo intento no acostumbrarme demasiado a este lujo circunstancial, que hace que nos hospedemos en lugares con cocina, calefacción y cama!

En la tarde, compramos pescado fresco (miam!) para hacer a la parrilla, y unos churros de roquefort (únicos de El Condor) para la merienda. Que vida tan dura!

Churros de roquefort

Anuncios

2 pensamientos en “Que llueva, que llueva… que caiga un chaparrón!

  1. – Esta saliendo el sol!
    Y justo empiezan a caer gotas. Yo le contesto:
    – Va a salir un Arco iris!
    – Esa es la mirada que me gusta!

    No sabes cuanto necesitaba esto!!!!!!!! ❤ Me encanta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s