El viaje ya empezó!

Por fin terminamos de acomodar (casi) todo. La verdad es que nunca nos preparamos tanto para un viaje. Seguro quedó alguna cosita por hacer o por llevar, ya nos daremos cuenta en algún momento, pero ya no queremos posponer la fecha de partida.

En los últimos días se multiplicaron las despedidas.
Ramiro nos desea suerte, y con su pierna inmovil nos pide que nos cuidemos. Su ultima bendición es que consigamos nuestro lugar en este mundo. Es la segunda persona que nos despide con esta frase.
Ya tenemos la camioneta cargada, todo está guardado en cajas, estamos orgullosos de nuestra organización! Antes de tomar la ruta vamos a saludar a los abuelos de Cristian y al tío Jorge, que nos reciben con un pastel de papas casero. Con la panza llena y el corazón alegre, encaramos la ruta. 

Primer destino: Tandil. Hora de salida: 14:00.

Kilómetros antes de la partida:

Partida con 180 935 km

 

Después de unos minutos sobre la ruta, Cristian se exclama:
– Nos fuimos!
– Puedes creerlo? – le pregunto con una sonrisa.
– Si!
– Pero en serio? Estas consciente?
– No tomo consciencia todavía, será cuestión de tiempo. Pero si puedo creerlo!

A mi me cuesta un poco creerlo, como veníamos preparándonos desde hace tanto tiempo  parece todo un sueño.

– Pero te das cuenta que tal vez nunca volvamos? – insisto.
– No se.
– Porque para mi fue igual cuando me fui de Venezuela, sentí que en cualquier momento me regresaría, y nunca volví. Tal vez que hoy es un momento decisivo así.

Seguimos en la ruta en silencio por un momento, cada uno perdido en sus pensamientos y disfrutando ésta extraña sensación de libertad, con una pizca de ansiedad y toneladas de felicidad.

 

Viajando sin tiempo en busca de agua

Salimos a buscar el agua y la encontramos a pocos kilómetros después de la partida, con lluvia!
Llegamos a Tandil a las 18:00, y conseguimos un camping agradable. El encargado se encariñó con nosotros (o se apiado!) y como éramos los únicos huéspedes y que estaba pronosticado lluvia, nos abrió las puertas del salón de fiestas, equipado con una cocina en la que entra 2 veces nuestro antiguo depto de Buenos Aires.
Un comienzo de lujo.

Camping Tandil Autoclub

Un lugar con mucho valor agregado

Tandil es una pequeña ciudad sin mar, sin río, y sin montañas, pero súper bien preparado turisticamente!
Nos subimos en las bicis y salimos a disfrutar del lago (producto de un dique), de la famosa Piedra Movediza (es una replica, la original termino cayendose hace casi 100 años), del Cerro Centinela, y de sus tradicionales embutidos y quesos regionales.
Nosotros también nos encariñamos con el camping y con éste lugar, y decidimos pasar una noche mas acá.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al día siguiente nos levantamos temprano y seguimos la aventura en dirección hacia Sierras de la Ventana.

Anuncios

7 pensamientos en “El viaje ya empezó!

  1. Noah! ..y Christian.. Ya me emocioné con tu relato, que como dice Catherine, sale del corazón!! Los estaré siguiendo para vivir a través de ustedes, este maravilloso viaje! Les deseo, lo mejor de esta vida!

  2. Woooow! Cuando mencionás que es probable que nunca vuelvan, se me hace un nudo en la garganta 😰😰😰 pero también me hace muy feliz saber que están realizando el sueño de sus vidas.
    Los voy a estar siguiendo día a día. Espero encontrarlos en algúna parte del mundo. Los quiero mucho!!! Éxitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s